a natación entrena los centros termo regulares del frio y del calor, punto importante por el cual lejos de dejar de nadar, nuestros hijos deben asistir de manera regular a sus clases. La alberca es techada y cuenta con 29°- 30° grados de temperatura.

En las regaderas tome solo una ducha breve y con agua templada, evite el agua muy caliente que pueda elevar su temperatura corporal y de esa forma exponerse mas a un enfriamiento. Es muy importante que después de su clase y antes de salir a la calle: seque bien el cabello de sus hijos y cúbralos con ropa adecuada.
Por lo general a la salida cubrimos todo el cuerpo pero no cuidamos lo esencial que son las vías respiratorias, dentro de la escuela se respira aire húmedo y caliente al momento de salir a la calle el aire es seco y frió, este cambio brusco de temperatura es lo que perjudica al organismo.
Procure darles alimentos con alto contenido de vitamina C (perejil, guayaba, cítricos) ya que esto fortalece el sistema inmunológico y tiene actividad antiviral y antibacteriana, así como también darles vitamina E (espinacas, germen de trigo, nueces y almendras) disminuye los procesos inflamatorios.
Recuerde que en la actividad física si no hay un seguimiento se pierde la continuidad en el proceso de aprendizaje, por eso es esencial no suspenderla si realmente queremos formar un habito positivo en nuestros hijos, de esta forma el niño aprende a cumplir con sus compromisos a pesar de que el tiempo no sea del todo favorable o de otros diversos factores; así al llegar a adulto tendrá una cultura deportiva bien definida.

Categorías: Tips

0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat